En los gatos, las lombrices intestinales son uno de los parásitos más comunes que suelen contraer.

La mayoría de los gatos que están infectados no tienen signos de tener lombrices, sin embargo, un gran numero de lombrices en gatos pueden causar pérdida de peso, vómitos y diarrea, así como irritación en el ano y un retraso en su crecimiento.

Es muy importante destacar que, si bien estas lombrices muchas veces pueden ocasionar problemas en los gatos, también se pueden transmitir a los humanos, y en algunas ocasiones incluso causar graves enfermedades en los mismos. Por este motivo, el tratamiento regular de gatos para la prevención o eliminación de parásitos y lombrices es muy importante.

Tipos de lombrices

Existen diversos tipos de lombrices que afectan a los gatos, por este motivo vamos a nombrarlas a continuación:

Lombrices redondas

Estas lombrices intestinales son los parásitos más comunes en los gatos y ocurren en gatos de todas las edades y de todo el mundo. Las dos lombrices comunes de los gatos se llaman Toxocara cati y Toxascaris leonina. Los huevos de estas lombrices pasan a las heces y pueden permanecer viables en el medio ambiente durante varios años. Estos huevos pueden infectar a otros gatos de dos maneras:

  • El gato puede ingerir los huevos directamente al entrar en contacto con un ambiente contaminado.
  • Si otro animal se come los huevos, por ejemplo, un roedor, estos pueden convertirse en portadores y transmitir la infección a un gato si este se lo come.

La Toxocara cati también se transmite de la través de las madres a sus crías a través de la leche que produce. Siempre que un gato se infecta con ascárides, sus larvas permanecen latentes en los tejidos del cuerpo. Esto no suele causar ningún daño, pero cuando una gata queda embarazada, estas larvas migran a las glándulas mamarias y se posicionan en la leche que produce para sus crías. Esta es una vía de infección muy común y debemos asumir que cada gatito se infectará con Toxocara cati como resultado.

La mayoría de ocasiones, se recomienda un tratamiento rutinario regular para las lombrices redondas durante toda la vida del gato. Sin embargo, para determinar si un gato está realmente infectado con lombrices, se puede recoger una muestra de heces y examinarla en el laboratorio para detectar la presencia de los huevos de lombriz.

Anquilostomas

Los anquilostomas, son un tipo de lombriz redonda del intestino delgado que se encuentra en la mayoría de los países del mundo, pero son más comunes en algunos países que en otros. Estas lombrices pueden causar daños en el revestimiento del intestino donde se quedan pegados a la superficie, y esto puede resultar en pérdida de peso, sangrado y anemia.

Los gatos pueden infectarse por ingestión de huevos del medio ambiente, por comer un huésped intermedio infectado o por las larvas del medio ambiente que excavan a través de la piel del gato.

Los anquilostomas comunes del gato incluyen Ancylostoma tubaeforme y Uncinaria stenocephala, pero otras especies ocurren en algunos países.

Tenia

Las tenias son generalmente lombrices planas y largas compuestos de muchos segmentos. Los segmentos maduros que contienen huevos se liberan del extremo de la tenia y se pasan a las heces. Estos segmentos a menudo se asemejan a los granos de arroz y a veces se pueden ver en el pelo alrededor del ano del gato, en las heces y en la cama del gato.

Para completar su ciclo de vida, todas las tenias necesitan un huésped intermedio para comer primero los huevos del medio ambiente, y luego el gato se infectará al comerse al huésped intermedio. Los animales que actúan como huéspedes intermedios varían dependiendo de la especie de tenia. Las tenias más comunes que infectan a los gatos en todo el mundo son Dipylidium caninum y Taenia taeniaeformis.

Dipylidium caninum se transmite a los gatos por las pulgas. Las lombrices de pulgas inmaduras ingieren los huevos del gusano, pero la infección se transmite a un gato cuando se traga una pulga infectada durante el aseo. Se debe suponer que cualquier gato infectado con pulgas también tiene Dipylidium caninum (y viceversa).

La tenia teniaeformis se transmite cuando comen pequeños roedores (ratas y ratones), ya que los roedores han comido huevos del medio ambiente. Esta infección ocurre muy comúnmente en gatos que cazan.

Cuidado de lombrices en nuestros gatos

Las lombrices redondas son extremadamente comunes en los gatitos, y como los gatos pueden ser infectados por la leche materna, se debe asumir que todos los gatos están infectados y que desparasitar gatos debe iniciarse a una edad temprana. Las recomendaciones comunes son las siguientes

Desparasite a los gatitos por lombrices cada 2 semanas desde las 3 semanas de edad hasta las 8 semanas de edad, luego mensualmente hasta los 6 meses de edad.

Tratar a los gatos adultos cada 1-3 meses
Las tenias solo suelen ser un problema en los gatos mayores, a menos que el gatito también tenga pulgas.

Vota este artículo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies