Consejos para ayudar en el duelo por la pérdida de tu mascota

La palabra duelo deriva del latín «dolere», que significa sufrir. Se refiere al estado psicológico de una persona que ha perdido a un ser querido y cuyo vínculo emocional se ha roto. Dependiendo del individuo, el duelo puede no producirse o producirse con intensidad y duración variables.
El duelo por la pérdida de un ser querido sigue siendo una de las situaciones más difíciles de nuestra vida, y la muerte de una mascota es una de ellas. He aquí algunos consejos para entender estas etapas.

Conocer las etapas del duelo

Estas etapas, una vez discernidas, pueden ayudar a afrontar el duelo aceptando vivirlas.

Negación

Esta es la fase en la que se rechaza, conscientemente o no, la muerte del animal. Uno no se siente capaz de hacer el duelo. La muerte es tan difícil de aceptar que no se cree realmente; «No, no es posible, no está muerto». Para no quedarse en esta fase, hay que deshacerse de las pertenencias del compañero desaparecido. Por ejemplo, puedes guardar un collar como recuerdo y, por supuesto, algunas fotos. Sin embargo, es preferible no guardar su cesta, sus juguetes o sus cuencos. De hecho, sólo revivirán el dolor del luto al verlos a diario.

Ira

Un sentimiento de injusticia nos invade. Nos sentimos culpables por la muerte de nuestra mascota. Entonces pensamos en todas las cosas negativas que hayamos podido decir o hacer en sus últimos momentos, de las que nos arrepentimos. Tienes que salir de esta etapa de duelo tranquilizándote. Usted no es en absoluto responsable de la muerte de su mascota y ésta no le culpa.

duelo perdida mascota

Negociación

Durante este periodo, estamos tan ansiosos por estar sin nuestro fiel compañero que intentamos «negociar» con una entidad irreal para volver a la época en la que el animal aún estaba presente y vivo. Esta expresión de sentimientos negativos durante este periodo de duelo puede conducir a una fuerte sensación de desesperanza.

Depresión

Esta etapa de duelo sigue siendo dolorosa y difícil de atravesar, y suele caracterizarse por una profunda tristeza, un cuestionamiento y un sentimiento de desesperanza que nunca se superará. Por supuesto, esta etapa, al igual que las anteriores, es sólo temporal (no importa lo que dure).

Aceptación

Esta fase hace que el futuro sea más brillante que en las etapas anteriores, integramos y aceptamos la muerte de nuestra mascota y empezamos a sentirnos mejor. Conseguimos salir del abismo del intenso sufrimiento, nos liberamos del dolor de esta pérdida y por fin conseguimos reorganizar nuestra vida cotidiana sin nuestro amigo de cuatro patas. Por fin sales del periodo de luto.

Superar la incomprensión de los que te rodean y rodearte de familiares solidarios

La pérdida de una mascota puede ser tan dolorosa y triste como la de un ser humano querido. El duelo por la pérdida de una mascota puede ser extremadamente difícil. Pero algunas personas no comprenden el lugar que un animal puede ocupar en una vida y los fuertes vínculos que pueden desarrollarse con ellos.

Esto puede llevar a la incomprensión e incluso a la burla de las personas que les rodean, lo que, por supuesto, es un gran obstáculo para curarse de la pérdida de la mascota. Por lo tanto, es necesario aprender a superar los comentarios despectivos de la gente que te rodea. Durante un tiempo puede ser mejor rodearse de personas compasivas que comprendan la situación por la que estás pasando.

La tristeza en esta situación es bastante normal, no debes avergonzarte de tu dolor. La pérdida de su mascota es un verdadero proceso psicológico y moral, que para algunas personas requerirá un verdadero trabajo sobre sí mismas y que les llevará mucho tiempo.

No dude en buscar ayuda y apoyo para el duelo en profesionales, como su veterinario, su médico, o incluso un psicólogo… etc.

ritual entierro mascota

Utilizar un ritual para afrontar y aceptar la muerte

Para afrontar la muerte de su mascota, es muy recomendable recurrir a uno o varios rituales.

En primer lugar, tienes que pensar cómo quieres deshacerte del cuerpo de tu mascota, si enterrarlo o incinerarlo, dónde, cuándo y cómo, para ello puedes contar con la empresa AdiósMascota que te proporciona servicios específicos para cada tipo de mascota y adaptados a tus necesidades.

Más allá del aspecto «práctico» de la gestión del cadáver, es un acto ritual que le permitirá afrontar la pérdida del animal y despedirse de él.

Los rituales pueden adoptar muchas formas:

  • Se refiere a una acción previa realizada con el animal, como un paseo.
  • Marcando físicamente el momento. Por ejemplo, puedes plantar un árbol para simbolizar su recuerdo. Tener un lugar de recuerdo compartido por toda la familia puede ayudar a mantener una conexión física.
  • Libera tus emociones escribiendo una carta o un dibujo en el ataúd o la urna. Esto puede ser beneficioso, especialmente para los niños.

Dedicar tiempo a uno mismo

Nuestra mascota forma parte de nuestra vida cotidiana. Muchas de nuestras actividades diarias se basan en ellas. La gran cercanía física y emocional que tenemos con ellos suele romperse bruscamente cuando mueren. Por lo tanto, es normal sentirse desorientado y sentir un inmenso vacío.

Es necesario volver a aclimatarse a la vida cotidiana sin tu amigo de cuatro patas y dedicarte tiempo a ti mismo. Una vez que este periodo difícil haya pasado o disminuido, iniciar nuevas actividades puede ser una buena idea. Un deporte, un paseo, el arte, un viaje…

Esto le permitirá apartar su mente de la situación, tomar aire fresco, alejarse de la pena y poder seguir con su vida en paz.

Durante este periodo, es importante no olvidar a los demás animales de la familia que también están pasando por un periodo de duelo.

adoptar otra mascota

No tengas prisa por adoptar otra mascota

La cuestión de «¿Tomar el relevo de un animal?» surgirá muy pronto, pero no hay que precipitarse.

Cuando el animal fallecido ha sido acompañado hasta su último aliento, se ha llevado a cabo un proceso de «pre-duelo». Por lo tanto, puede ser más fácil acoger a una nueva mascota más adelante.

Adoptar un nuevo animal demasiado pronto podría darle un papel de «curita» que sería muy perjudicial. Cuando la muerte del animal se ha producido de forma repentina, el duelo será aún más difícil de hacer. En ambos casos, es preferible tomarse su tiempo antes de recuperar un animal. Llegado el momento, es preferible llevar un animal físicamente diferente al que se acaba de perder. Una raza, un color o un sexo diferentes.

Poner una barrera entre los recuerdos con el animal fallecido, y los nuevos recuerdos que se crearán con el recién llegado. Cada situación es diferente y cada persona vive el duelo a su manera.

Estos consejos son sólo algunos de los muchos modos de afrontar el duelo, y cada persona debe avanzar según sus propios sentimientos. Si es necesario, puedes recurrir a tu veterinario.

La palabra duelo deriva del latín «dolere», que significa sufrir. Se refiere al estado psicológico de una persona que ha perdido a un ser querido y cuyo vínculo emocional se ha roto. Dependiendo del individuo, el duelo puede no producirse o producirse con intensidad y duración variables.
El duelo por la pérdida de un ser querido sigue siendo una de las situaciones más difíciles de nuestra vida, y la muerte de una mascota es una de ellas. He aquí algunos consejos para entender estas etapas.

Conocer las etapas del duelo

Estas etapas, una vez discernidas, pueden ayudar a afrontar el duelo aceptando vivirlas.

Negación

Esta es la fase en la que se rechaza, conscientemente o no, la muerte del animal. Uno no se siente capaz de hacer el duelo. La muerte es tan difícil de aceptar que no se cree realmente; «No, no es posible, no está muerto». Para no quedarse en esta fase, hay que deshacerse de las pertenencias del compañero desaparecido. Por ejemplo, puedes guardar un collar como recuerdo y, por supuesto, algunas fotos. Sin embargo, es preferible no guardar su cesta, sus juguetes o sus cuencos. De hecho, sólo revivirán el dolor del luto al verlos a diario.

Ira

Un sentimiento de injusticia nos invade. Nos sentimos culpables por la muerte de nuestra mascota. Entonces pensamos en todas las cosas negativas que hayamos podido decir o hacer en sus últimos momentos, de las que nos arrepentimos. Tienes que salir de esta etapa de duelo tranquilizándote. Usted no es en absoluto responsable de la muerte de su mascota y ésta no le culpa.

Negociación

Durante este periodo, estamos tan ansiosos por estar sin nuestro fiel compañero que intentamos «negociar» con una entidad irreal para volver a la época en la que el animal aún estaba presente y vivo. Esta expresión de sentimientos negativos durante este periodo de duelo puede conducir a una fuerte sensación de desesperanza.

Depresión

Esta etapa de duelo sigue siendo dolorosa y difícil de atravesar, y suele caracterizarse por una profunda tristeza, un cuestionamiento y un sentimiento de desesperanza que nunca se superará. Por supuesto, esta etapa, al igual que las anteriores, es sólo temporal (no importa lo que dure).

Aceptación

Esta fase hace que el futuro sea más brillante que en las etapas anteriores, integramos y aceptamos la muerte de nuestra mascota y empezamos a sentirnos mejor. Conseguimos salir del abismo del intenso sufrimiento, nos liberamos del dolor de esta pérdida y por fin conseguimos reorganizar nuestra vida cotidiana sin nuestro amigo de cuatro patas. Por fin sales del periodo de luto.

Superar la incomprensión de los que te rodean y rodearte de familiares solidarios

La pérdida de una mascota puede ser tan dolorosa y triste como la de un ser humano querido. El duelo por la pérdida de una mascota puede ser extremadamente difícil. Pero algunas personas no comprenden el lugar que un animal puede ocupar en una vida y los fuertes vínculos que pueden desarrollarse con ellos.

Esto puede llevar a la incomprensión e incluso a la burla de las personas que les rodean, lo que, por supuesto, es un gran obstáculo para curarse de la pérdida de la mascota. Por lo tanto, es necesario aprender a superar los comentarios despectivos de la gente que te rodea. Durante un tiempo puede ser mejor rodearse de personas compasivas que comprendan la situación por la que estás pasando.

La tristeza en esta situación es bastante normal, no debes avergonzarte de tu dolor. La pérdida de su mascota es un verdadero proceso psicológico y moral, que para algunas personas requerirá un verdadero trabajo sobre sí mismas y que les llevará mucho tiempo.

No dude en buscar ayuda y apoyo para el duelo en profesionales, como su veterinario, su médico, o incluso un psicólogo… etc.

Utilizar un ritual para afrontar y aceptar la muerte

Para afrontar la muerte de su mascota, es muy recomendable recurrir a uno o varios rituales.

En primer lugar, tienes que pensar cómo quieres deshacerte del cuerpo de tu mascota, si enterrarlo o incinerarlo, dónde, cuándo y cómo, para ello puedes contar con la empresa AdiósMascota que te proporciona servicios específicos para cada tipo de mascota y adaptados a tus necesidades.

Más allá del aspecto «práctico» de la gestión del cadáver, es un acto ritual que le permitirá afrontar la pérdida del animal y despedirse de él.

Los rituales pueden adoptar muchas formas:

  • Se refiere a una acción previa realizada con el animal, como un paseo.
  • Marcando físicamente el momento. Por ejemplo, puedes plantar un árbol para simbolizar su recuerdo. Tener un lugar de recuerdo compartido por toda la familia puede ayudar a mantener una conexión física.
  • Libera tus emociones escribiendo una carta o un dibujo en el ataúd o la urna. Esto puede ser beneficioso, especialmente para los niños.

Dedicar tiempo a uno mismo

Nuestra mascota forma parte de nuestra vida cotidiana. Muchas de nuestras actividades diarias se basan en ellas. La gran cercanía física y emocional que tenemos con ellos suele romperse bruscamente cuando mueren. Por lo tanto, es normal sentirse desorientado y sentir un inmenso vacío.

Es necesario volver a aclimatarse a la vida cotidiana sin tu amigo de cuatro patas y dedicarte tiempo a ti mismo. Una vez que este periodo difícil haya pasado o disminuido, iniciar nuevas actividades puede ser una buena idea. Un deporte, un paseo, el arte, un viaje…

Esto le permitirá apartar su mente de la situación, tomar aire fresco, alejarse de la pena y poder seguir con su vida en paz.

Durante este periodo, es importante no olvidar a los demás animales de la familia que también están pasando por un periodo de duelo.

No tengas prisa por adoptar otra mascota

La cuestión de «¿Tomar el relevo de un animal?» surgirá muy pronto, pero no hay que precipitarse.

Cuando el animal fallecido ha sido acompañado hasta su último aliento, se ha llevado a cabo un proceso de «pre-duelo». Por lo tanto, puede ser más fácil acoger a una nueva mascota más adelante.

Adoptar un nuevo animal demasiado pronto podría darle un papel de «curita» que sería muy perjudicial. Cuando la muerte del animal se ha producido de forma repentina, el duelo será aún más difícil de hacer. En ambos casos, es preferible tomarse su tiempo antes de recuperar un animal. Llegado el momento, es preferible llevar un animal físicamente diferente al que se acaba de perder. Una raza, un color o un sexo diferentes.

Poner una barrera entre los recuerdos con el animal fallecido, y los nuevos recuerdos que se crearán con el recién llegado. Cada situación es diferente y cada persona vive el duelo a su manera.

Estos consejos son sólo algunos de los muchos modos de afrontar el duelo, y cada persona debe avanzar según sus propios sentimientos. Si es necesario, puedes recurrir a tu veterinario.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

navegar

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/seoforce/public_html/quecomen.net/wp-includes/functions.php on line 5219

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/seoforce/public_html/quecomen.net/wp-includes/functions.php on line 5219