Seguramente alguna vez has escuchado sobre el nauseabundo olor que emiten los zorrillos (también conocidos como mofetas) al sentirse amenazados o asustados. A pesar de su apariencia inofensiva, estos animales son los más aborrecidos por el hombre debido a su capacidad de hacer inhabitables o inutilizables los sitios y objetos que tienen contacto con sus emanaciones. Sin embargo, en este artículo te presentamos detalles sobre lo que comen las mofetas.

Conoce qué comen las mofetas o zorrillos

Las mofetas son también denominadas zorrillos o mapurites, y son mamíferos pertenecientes a la familia de los Mephitidae. Se encuentran específicamente en América del Norte y América del Sur, siendo especialmente frecuentes en Brasil; existe además un género de estas en el sudeste de Asia. Algunos las califican de carnívoros, pero una denominación más fiable es la de omnívoros, lo que quiere decir que pueden comer lo que sea, pues de hecho es así.

Para conocer los hábitos alimenticios de los zorrillos, es necesario conocer un poco sobre sus costumbres. Durante el día, suelen ocultarse en sus madrigueras, en los troncos de los árboles o en grietas de las rocas. Si están bien alimentadas pueden dormir durante todo el día. No salen de esos sitios hasta que llegar la noche, hora a la que salen en busca de su alimento.

Se les suele etiquetar de carnívoros, pues pueden alimentarse de otros mamíferos pequeños como los ratones y ratas, de insectos, reptiles, gusano, de los pájaros y de sus huevos. Precisamente por ello, son consideradas por los agricultores como un exterminador o controlador natural de los roedores. Sin embargo, lo que comen las mofetas también comprende grandes porciones de frutas y raíces; además les gustan mucho la miel y las abejas. Es aquí donde destaca su carácter omnívoro.

En cuanto a las crías de las mofetas, tardan alrededor de 55 días en gestarse, y al nacer se alimentan únicamente de la leche materna por un tiempo de diez semanas aproximadamente. Luego de ello, empezarán a cazar en compañía de su madre.

Existe una especie conocida como Mopheta Memphis, cuyas costumbres alimenticias en cautividad son dignas de mencionar. Se distinguen por su interés por la limpieza; es por ello que al terminar de comer, suelen limpiarse el hocico con las patas anteriores. No obstante, tienden a comer mucho más de la cuenta, por lo que suelen vomitar después de hacerlo, y aquí presentan semejanza con los perros, puesto que consumo algo de su vómito luego.

Como mencionamos, las mofetas son animales con una alimentación versátil y prácticamente pueden comer de todo. Esperamos que este artículo sobre lo que comen las mofetas te haya gustado. Si estás interesado en conocer los hábitos alimenticios de otros mamíferos, te invitamos a que revises otras entradas de esta página.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies