La mula es un animal híbrido semi-estéril, cuyo origen radica en el cruce entre una yegua y un burro o asno. La etimología de su nombre está ligada al latín mulus, que era empleado comúnmente para referirse a la descendencia resultada del cruce entre dos especies. Existe muy poca información sobre su debida alimentación, es por ello que en este artículo explicamos qué comen las mulas y los cuidados que deben proveérseles.

Te explicamos qué comen las mulas

Como ya se dijo, las mulas son híbridos. Físicamente, son muy similares a un caballo, no obstante, sus orejas son alargadas y sus patas delgadas, como las de los burros. Se trata de animales vigorosos, muy fuertes y resistentes, empleados por lo general para trabajos rústicos de carga y traslado, y arado, así como medio de transporte de personas. Sin embargo, se trata de seres vivos que requieren a su vez tantos cuidados como los que se les darían a sus progenitores (caballos y burros), especialmente en la alimentación. De hecho, el tratamiento de los mismos suele ser muy similar y se explica a continuación.

Una buena dieta para las mulas está conformada por pastos de excelente calidad, bien de pastoreo o con especies de corte. El heno de fleo y de otras gramíneas son los alimentos básicos en la dieta de mulas y de caballo, debido a su calidad, su aporte al organismo de los mismos. De hecho, el heno de gramíneas se considera insuperable como alimento puesto que es menos polvoriento que otros; además está menos propenso al desarrollo de hongos que lo degraden e impidan su consumo por parte de la mula.

Al igual que otros animales de granja, las mulas también pueden comer maíz ensilado, aunque su suministro sea menos frecuente en ellas. El ensilaje debe encontrarse en excelente estado y sin partes enmohecidas para evitar enfermedades en el animal.

Como entre su información genética se encuentra la de la hembra del caballo, es de esperar que puedan procesar alimentos especiales para esta especie. Es por ello, que junto con las raciones de pasto se les suministra también fórmulas especializada para caballos de trabajo.

No puede faltar además una buena hidratación. Recordemos que la mula realiza trabajos bastante pesados, y su ingesta de agua diaria se ubica entre 20 y 30 litros. La misma puede ser suministrada a voluntad. Sin embargo, es recomendable tener un recipiente lleno siempre para su consumo.

Una vez más, lo que comen las mulas debe hacer honor a los requerimientos calóricos de su actividad diaria. Debe mantenerse fuerte y activa para poder resistirla, además, así que a su dieta suelen ser añadido suplementos con melaza y sal mineralizada.

  • Las mulas son animales muy resistentes. De hecho, son poco propensas a desarrollar complicaciones en su sistema digestivo. Sin embargo, su salud no está exenta de complicaciones. Deben realizárseles desparasitaciones durante períodos de cuatro meses con vermífugos para acabar con los parásitos internos.
  • Se les aplican además baños con plaguicidas para atacar los parásitos externos, como las moscas y garrapatas. La frecuencia de los mismos dependerá del nivel de afección del animal.

Las mulas son híbridos de alto valor en las granjas y en todos aquellos sitios con actividad ganadera, por lo que su alimentación debe ser garantizada y de calidad, pues de esta dependerá la eficiencia de las mismas en la ejecución de los trabajos pesados. En vista de la poca de información que existe sobre lo que comen las mulas, este artículo de seguro te ha parecido de mucha utilidad. Si deseas conocer la forma en que se alimentan otros mamíferos u otro tipo de animales, puedes indagar en otras entradas de este página.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies