Los bogavantes pertenecen a la familia de los crustáceos y es una de las delicatessen más famosas en el mundo de la gastronomía. Pero muchos de nosotros nos preguntamos que comen los bogavantes.

Existen dos tipos de bogavante, uno conocido como el verdadero bogavante o bogavante americano y otro como el bogavante espinoso. Para diferenciarlos, solo hay que fijarse en el aspecto exterior que tienen, ya que mientras el bogavante americano tiene pinzas en las cuatro patas, el bogavante espinoso dispone de unos cuernos en su frente, justo por encima de los ojos. Los dos tipos de bogavantes tienen una alimentación similar.

Te explicamos todo sobre qué comen los bogavantes

Los bogavantes son animales nocturnos, ya que no les gusta para nada la luz solar y por lo tanto se esconden debajo de rocas o en pequeñas cuevas durante las horas con mayor incidencia del sol.

Este factor hace que lo que comen los bogavantes se vea determinado por aquellos animales que pueden encontrar durante la noche, aunque tienen varios tipos de alimentos de su elección entre los que se encuentran: los cangrejos, los mejillones, pescado e incluso gusanos.

Aunque no se trata de un animal caníbal, ya que pueden alimentarse de cualquier tipo de alimento, normalmente lo que comen los bogavantes se basa casi exclusivamente en carne y cuando estos no disponen de comida a su disposición, ya sea porque se encuentran en tu actividad o en un lugar donde no hay ningún tipo de alimento, entonces los crustáceos pueden llegar a comerse a sus compañeros de especie.

Tienen un buen olfato y saben lo que comen

Una de las cosas que ayuda a los bogavantes a tener una dieta tan variada es que los bogavantes tienen desarrollado un gran sentido del olfato. Lo que comen los bogavantes será determinado por aquellos animales que pueda encontrar durante un día cualquiera, ya que la combinación de un buen olfato con unas buenas pinzas, hace que cualquier animal marino, con un tamaño apropiado, pueda ser hecho pedazos y consumido.

Por ejemplo, cuando los bogavantes quieren cazar una presa como una almeja, van a poder seleccionar lo que quieren comer en ese preciso momento y buscarlo. Una vez lo han podido encontrar, utilizarán las poderosas pinzas que tienen en sus patas para deshacer en trozos el caparazón de la almeja y poder comerse el jugoso interior.

Pueden ser caníbales

Los bogavantes pueden llegar a ser caníbales en situaciones muy específicas. Uno de los mayores problemas que tienen las granjas de bogavantes es que cuando este animal se encuentra en cautividad suele desarrollar un instinto caníbal, por lo que comen los bogavantes en situaciones extremas puede convertirse en un acto caníbal.

Hay una situación muy curiosa que se da en algunos ecosistemas; Los bogavantes pueden llegar a comerse entre ellos, sobretodo si no hay suficiente comida para un grupo de crustáceos en la misma zona. Esta situación la hemos podido observar en algunos vídeos de documentales sobre este crustáceo.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies