Aunque los dinosaurios se extinguieron hace muchos años, lo cierto es que estamos ante una especie que sigue despertando mucha curiosidad y actualmente se sigue buscando información acerca del modo de vida de uno de los animales más espectaculares que ha existido en el planeta.

Qué comen los dinosaurios según su tipo

Para saber que comían debemos considerar los restos de fósiles que se han hallado a la largo de los años, solamente de este modo tenemos información acerca de sus mandíbulas y podemos determinar lo que comía cada especie.

Que comen los dinosaurios herbívoros

Empezamos este listado hablando de la especie herbívora, cuya principal característica relacionada con la alimentación radica en que contaban con los dientes planos. En cuanto a los alimentos más comunes de esta especie (que se caracterizaba por caminar sobre sus cuatro extremidades) podríamos destacar las hojas de los árboles como su principal fuente de alimento y a la que accedían fácilmente gracias a su poderosa altura. Algunas de las especies de dinosaurios herbívoros eran el Apatosauros, Brachiosauros o Brontosaurio, este último era una de las especies más grandes al superar los 20 metros de altura.

Que comen los dinosaurios carnívoros

Sin duda estamos ante la especie más conocida y ello se debe a producciones cinematográficas donde los dinosaurios carnívoros eran los protagonistas. El Tyrannosaurus Rex está considerado como el mayor depredador de la historia gracias a una mandíbula que aplicaba una fuerza de mordida que superaba los 3000 kg. Sin embargo no solamente era conocido por sus ataques sino también por su gran inteligencia en comparación con el resto de especies.

Esta especie de dinosaurios (carnívoros) se alimentaban de cualquier cosa como plantas, animales o, incluso, huevos de otros dinosaurios. Además eran carroñeros, por lo que incluían en su dieta la ingesta de cadáveres. Además del Tyrannosauros Rex hay que mencionar otra especie muy conocida como era el Spinosaurus, considerado por muchos como el mayor depredador gracias a su espina dorsal y que le permitía cazar todo tipo de presas con gran facilidad, tanto en la tierra como en el mar.

Continuamos hablando de particularidades de la alimentación de los dinosaurios y volvemos a hacer mención a la importancia de los fósiles ya que a través de esta información podemos determinar lo que comían. Ya hemos explicado que la particularidad de los herbívoros es que contaban con los dientes planos, sin embargo en el caso de los carnívoros destacaríamos que tenían la mandíbula curvada y serrada, de forma que tenían mucha más facilidad de penetrar en el cuerpo de la presa. Además, estos ejemplos de carnívoros llamaban la atención por tener la cabeza grande pero corta y un cuello muy desarrollado y musculado, mientras que el cuello de los dinosaurios herbívoros era muy largo para alcanzar las hojas que se encontraban en las copas de los árboles.

A pesar de que estamos ante una especie que se extinguió hace muchísimos años, es mucha la información que tenemos en la actualidad acerca de uno de los animales más mediáticos de la humanidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies