Cuando hablamos de dragones hay que distinguir una amplia variedad de especies, partiendo de la base que los tradicionales dragones como tal no existen.  Una de las variedades de dragón más conocidas y populares en la actualidad es el Gecko, que destacan principalmente por comer insectos, aunque también hay que hablar de especies que son omnívoras y se alimentan de frutos y polen de flores.

¿Qué es lo que comen los dragones según su especie?

Que come el Gecko Leopardo

Probablemente estemos ante la especie más común y es que el Gecko Leopardo se ha convertido en una mascota habitual debido a su belleza y a su carácter amigable. No es extraño que sean muchas las personas que desean saber que es lo que come el Gecko Leopardo y lo primero que debemos saber al respecto es que estamos hablando de una especie insectívora, es decir, se alimenta de todo tipo de insectos tales como grillos, cucarachas o tenebrios, siendo recomendable que haya variedad de estos insectos en su dieta. En ocasiones especiales podremos dar una cría de ratón a nuestro Gecko, siempre y cuando sea ya adulto. De igual forma que sucede con la amplia mayoría de animales exóticos, una dieta variada y equilibrada es sinónimo de una buena salud, por ello si optamos por tener esta mascota es conveniente tener este detalle muy en cuenta.

Una de las particularidades de esta variedad de Gecko es que la cola hace la función de reserva energética, de modo que no es necesario llevar un control estricto de la dieta puesto que si comen más que lo que necesitan tendrán una reserva energética.

Que comen los dragones de Komodo

Cuando hablamos de dragones es necesario mencionar la variedad Komodo como una de las más representativas del planeta, no es para menos si consideramos que estamos ante el lagarto más grande del mundo con una dimensiones que impresionan (hasta 3 metros de largo y 90 kg de peso).

A la hora de comer el Dragon de Komodo no tendrá ningún problema ya que comen cualquier cosa, principalmente otros animales como perros, cerdos o cabras. Ocasionalmente también atacarán a seres humanos e incluso existen casos de canibalismo, ya que es relativamente común el ataque a otros dragones, especialmente a los más jóvenes.

Son expertos cazadores gracias a su lengua en forma de tenedor, cuya función es detectar los componentes químicos que se quedan en el aire para determinar la presencia de presas cercanas. Son pacientes, rápidos y letales en el ataque, gracias a sus poderosas patas y a sus 60 dientes afilados. Sin duda, el ataque de Dragón de Komodo es uno de los más violentos y eficaces que nos ofrece la naturaleza. Otro detalle importante es que la saliva de este dragón cuenta con veneno, por lo que si una presa consigue escapar del ataque acabará muriendo poco tiempo después fruto del veneno.

Cuando hablamos de dragones en la actualidad nos referimos principalmente al Gecko y al Dragón de Komodo, dos especies totalmente distintas ya que la primera es muy común como mascota mientras que la segunda variedad supone uno de los animales más peligrosos del planeta. Como no podía ser de otra forma, la alimentación de estas especies es muy distinta.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies