Probablemente estemos ante una de las especies más molestas para el ser humano y para entender estas molestias hay que hacer referencia a sus hábitos de alimentación, sin embargo estamos ante una especie que nos guarda todo tipo de sorpresas que conoceremos a continuación.

Descubre todo sobre qué comen los mosquitos

De que se alimentan los mosquitos

¿De qué se alimentan los mosquitos? Vamos a partir de la base que la sangre es uno de los alimentos más comunes del mosquito (de ahí a que nos piquen), aunque lo que muchos no sabían es que únicamente son las hambres las que se alimentan de sangre y la razón de ello se debe a que necesitan desarrollar sus huevos. A través de la sangre encuentran el componente de hierro necesario para el correcto desarrollo de la especie, por lo que si no nos picaran se extinguiría el mosquito.  Por otra parte, los mosquitos macho, que no se alimentan de sangre, cuentan con unos hábitos de alimentación mucho más variados, ya que consumen materia descompuesta o néctar.

 

Otra de las curiosidades que nos encontramos con esta especie es una mayor afluencia de hembras sobre machos y para explicar esta situación únicamente tenemos que hacer referencia a la esperanza de vida de ambos sexos, puesto que las hembras pueden vivir hasta 100 días mientras que los machos únicamente tienen una esperanza de vida máxima de 20 días.

¿Únicamente consumen sangre humana?

Otra de las preguntas habituales es si tan solo pican a seres humanos o si también lo hacen a otras especies. La respuesta es afirmativa, de hecho, son muchas las especies de mosquitos que prefieren la sangre de otros animales (especialmente mamíferos herbívoros o pájaros) antes que la sangre humana.

Tal y como hemos podido ver, la alimentación del mosquito dista sobre la idea que teníamos concebida y que está determinada principalmente por el sexo del mosquito. A partir de ahora, cuando notes la presencia de un mosquito debes saber que se trata de una hembra que no te pica para molestar sino para garantizar la calidad y existencia de su “manada”.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies