Muchos podrían pensar que los piratas existen únicamente en los cuentos e historias épicas antiguas. Sin embargo, es un hecho real que existían y que continuamente asaltaban embarcaciones en alta mar. Se trataba en su mayoría de hombres salvajes, feroces, y capaces de vivir bajo condiciones muy adversas. Esto se veía reflejado en la manera en que se alimentaban, es por ello que en el siguiente hablaremos sobre qué comen los piratas.

Descubre qué comen los piratas

La piratería era una actividad de bandolerismo marítimo, en la que una embarcación, tripulada principalmente por hombres rebeldes y feroces, asaltaba a otra embarcación para saquearla, e incluso, en algunas ocasiones, quedarse con ella. Además, entre otras de sus actividades más comunes se encuentra secuestrar a personas para negociar su rescate y convertirlos en esclavos o nuevos tripulantes.

Como es de esperar, al estar en el mar durante tanto tiempo, el principal constituyente de su dieta es el pescado. Pero para hacerse una idea completa de lo que comen los piratas, es necesario hacer mención de lo que conformaban los botines que robaban de otros navíos. Si bien es cierto que recolectaban armas, municiones y diferentes objetos de valor, también se interesaban por los alimentos que allí se encontraban. Y no es de extrañar, puesto que los piratas son seres humanos y necesitan comer.

  • Los piratas robaban carnes mayormente y en enormes cantidades (de hecho, su principal atractivo era la de cerdo), las cuales almacenaban en una bodega en el barco. Sin embargo, no contaban con las condiciones sanitarias adecuadas para su conservación, por lo que estas caían en estado de putrefacción más rápido de lo que se quería; a pesar de que aplicaban las técnicas del ahumado y la salación para su preservación. Por ello, no es de extrañar que estando en alta mar, muy lejos de la tierra firme, y a falta de otras provisiones comestibles, consumieran carnes y otros alimentos en mal estado.
  • También adquirían queso en sus botines, y éste se conservaba durante tiempos más o menos considerables. Además, con las harinas, sal y agua hacían galletas saladas que se podían conservar y que les servían de alimento con frecuencia.
  • Otro alimento frecuente entre piratas, además del pescado, era la carne de las tortugas de mar que conseguían. La existencia de estas les facilitaba un poco la vida, dado que podían capturarlas y mantenerlas vivas, hasta el momento de salarlas y comerlas.

Sin embargo, no todo fue tan difícil como parece. En algún momento tenían que parar en tierra firme, generalmente en alguna isla en la cual recolectaban toda la fruta que podían; puesto que eran conscientes de las propiedades beneficiosas que aportaban las mismas. Los piratas, aunque muy salvajes, estaban enterados de la importancia del consumo de fruta para la salud, y más aún, de su influencia en el tratamiento de enfermedades como el escorbuto, la cual era muy frecuente entre ellos. Sin embargo, de igual forma, estas se descomponían rápidamente al tratarse de materia orgánica en medio de altos niveles de humedad.

Era costumbre entre ellos incluir gallinas entre los tripulantes del barco, puesto que estas ponían huevos que les servían de alimento inmediato, y además podían durar por un tiempo considerable.

A partir de esta información hemos comprobado que vivir en alta mar requiere de mucho coraje y resistencia, puesto que los alimentos son mucho más limitados que en tierra firme (al menos durante esa época). Esperamos que este artículo sobre lo que comen los piratas te haya gustado. Si te interesa conocer sobre los hábitos alimenticios de otros personajes, te invitamos  revisar otras entradas de esta página donde conseguirás información de calidad.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies