Los sapos son carnívoros, lo que significa que normalmente comen a otras criaturas. Sin embargo, a la mayoría de los sapos no les gusta la comida que esté viva y en movimiento. Por lo tanto, enseñaremos qué comen los sapos según el tipo y cómo capturan a sus presas.

Algunas especies tienen una larga lengua pegajosa que usan para atrapar insectos voladores. El proceso de cómo la lengua se desenrolla, cogiendo la mosca y trayéndola nuevamente (lo cual le toma menos de un segundo) es realmente increíble. Por otra parte, los sapos que no tienen lenguas utilizan sus dedos para colocar la comida en sus bocas.

Explicación sobre qué comen los sapos

Hay muchas especies de sapos, las cuales pueden encontrarse en todas partes del mundo, excepto en la Antártida. Como comentábamos, los sapos son carnívoros y según el tamaño tienen la siguiente dieta:

  • Las pequeñas ranas comen insectos, gusanos y caracoles; mientras que algunas especies comen peces pequeños.
  • Las especies más grandes de sapos comen reptiles y mamíferos pequeños, como ratones y lagartos.

Es importante destacar que los sapos no mastican, por lo que toda su presa es tragada entera; al igual que el sapo vomitará cualquier alimento que no le guste o sea venenoso.

Estos animales son de los pocos que sufren el proceso de metamorfosis, que a su vez afectan sus hábitos y necesidades dietéticas; por ello, lo que comen los sapos dependerá también de su etapa. Los sapos bebé (los renacuajos) comen plantas de estanque y algas, pero a medida que crecen y se convierten en sapos adultos con cuatro miembros, se vuelven carnívoros.

Todos los sapos adultos necesitan una dieta regular de insectos frescos; algunos de ellos también necesitan pequeños vertebrados (como pequeños ratones) y  peces para mantenerse sanos. Diferentes especies tienen distintas dietas, pero la mayoría de sapos comen principalmente insectos.

¿Cómo capturan los sapos su presa?

En la naturaleza, los sapos son alimentadores oportunistas, ya que no persiguen a sus presas. En su lugar, se sientan inmóviles, observan, esperan a que la presa se acerque lo suficiente y luego saltan hacia adelante, sacudiendo su lengua pegajosa para agarrarla a una velocidad extremadamente rápida. Después de eso tragan su presa entera porque como habíamos dicho, no pueden masticar.

Si observan cómo las ranas parpadean o cierran los ojos cuando comen, esto se debe a que los ojos se hunden a través de las aberturas del cráneo para ayudar a empujar la comida por la garganta.

Explicación científica de los hábitos alimenticios de los sapos

El Dr. Emi Knafo, DVM y un profesor asistente clínico de medicina animal zoológica en la Escuela de Medicina Veterinaria Cummings de la Universidad Tufts dice: “Debido a que los sapos son tan diversos, no hay un programa de alimentación de talla única”.

Esperamos que la información propuesta sobre lo que comen los sapos haya sido de ayuda, ya que ahora sabrán los distintos modos de alimentarse que los pequeños anfibios poseen. Si quieren saber qué comen y cómo se desarrollan las vidas de otros animales, pueden visitar los demás artículos del blog.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies