El toro es el macho no castrado de la vaca y, por lo tanto, es apto para la reproducción. Se trata de un ungulado (porque tiene los dedos acabados en pezuñas) y perisodáctilo, como la cabra, la oveja o el cerdo, ya que tiene un número par de dedos. Es una animal herbívoro de gran tamaño, que mide unos 250 cm de longitud sin cortar su cota y 150 cm de alto. Un toro adulto puede llegar a pasar hasta 1000 kg; lo que dice mucho sobre el sistema digestivo del animal y lo qué comen los toros.

El toro vacuno no tiene problema para vivir en terrenos abiertos y de gran extensión, pero si la preferencia de los humanos es criarlos en granjas, también lo pueden hacer. Recordemos que, de cierta manera, estos animales son dependientes del ser humano. Sin embargo, el lugar donde habita cambia de forma radical su dieta alimenticia, un tema del que profundizaremos a continuación.

Conoce lo que comen los toros

En las granjas, los toros comen forrajes, concentrados, vitaminas y minerales. Los forrajes son la parte verde de las gramíneas o leguminosas y contienen un alto contenido en fibra. Los forrajes pueden ser conservados como ensilaje o heno.

Los concentrados, conocidos también como piensos, son ricos en energía y bajos en fibra. Entre los concentrados tenemos granos de cereales (cebada, maíz, arroz, trigo, sorgo), semillas de leguminosas (habas, garbanzos), entre otros.

La alimentación de los toros es cuidadosamente controlada desde su etapa de becerros. Se les ofrecen concentrados, henos y suplementos alimenticios ricos en vitaminas y minerales; esto funcionará como una alimentación para los tiempos donde destaque mucho la sequía. Lo que se busca, al implantar este sistema de alimentación temprana, es que puedan tener todo tipo de nutrientes que puedan contribuir a su desarrollo (especialmente cuando se trata del esqueleto de los animales y de cuánta grasa –mientras menos sea, mejor- está dentro de la dieta implantada).

Por otra parte, Cuando el toro se cría en sistema extensivo, es decir, en la naturaleza, se alimenta del pasto que nace en la montaña o campo formado por distintos tipos de hierbas.

Lo que come el ganado vacuno permite aprovechar recursos alimenticios no aptos para la alimentación humana, el pasto, cuando se cría en extensivo; pero los animales criados en granjas son alimentados con cereales, alimentos que de otro modo irían destinados a la alimentación humana. Como dato informativo, para obtener un kilo de carne de vacuno se necesitan 16 kg de cereales.

Esperamos que la información aquí propuesta sobre el progreso de un animal a través de toda su vida sea de gran curiosidad, teniendo en cuenta que como en el caso de lo que comen los toros, la alimentación que este posea desde temprana edad es de gran importancia. Si quieren saber qué comen y cómo se desarrollan las vidas de otros animales, pueden echar un vistazo a los artículos relacionados.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies