Los vampiros sólo requieren sangre para sobrevivir. Pueden comer alimentos, pero incluso una pequeña porción actúa como un veneno suave. Los debilita, y demasiada comida puede hacerlos inconscientes durante horas. Durante este tiempo la comida realmente se desintegra en la nada dentro de sus cuerpos por medios sobrenaturales.

El análisis científico indica que los virus de los vampiros individuales que forman parte de sus células bombardean la comida, causando que se convierta en nada. En el proceso explosivo, también desaparecen hasta que un nuevo virus individual se reproduce. Creemos que esto es algo bueno porque evita que los vampiros coman a la gente en lugar de chupar sangre de ellos. Por supuesto que nada les impide arrancar a alguien en pedazos con sus colmillos y manos desnudas.

Descubre qué comen los vampiros

Los vampiros no tienen más apetito que el apetito hacia la sangre. Tampoco tienen mecanismos digestivos humanos. La mayoría de los alimentos desprovistos de sangre no tienen gusto de nada a los vampiros. Sin embargo, pueden ingerir líquidos como el alcohol y el agua sin problemas. De hecho, los vampiros suelen participar de bebidas alcohólicas entre el consumo de sangre. La adición de alcohol a la comida hace que el sabor para que puedan por lo menos probar en su boca para la experiencia antes de escupir. Con el fin de encajar en situaciones sociales humanas donde deban pretender comer alimentos, y luego discretamente utilizar una servilleta para deshacerse de ella. En algunos casos, lo que comen los vampiros varía, en realidad podrían comer algunas picaduras para sellar la ilusión de su humanidad para obtener la aceptación en grupos humanos para fines nefastos o admirables.

La temporada de fantasmas, monstruos, muertos y brujas trae consigo historias de animales que te llenan de agujeros y ¡se comen tus entrañas! Este año, en vez de repudiar a estos vampiros, tal vez podamos encontrar algo en común con ellos. Porque hasta los chupasangres que más despreciamos son asediados por criaturas hambrientas de sangre.

“Comer sangre es una forma de vida que ha evolucionado independientemente en muchos grupos de animales”, dice Tommy Leung, parasitólogo de la Universidad de Nueva Inglaterra, Australia. Añade que comer sangre, o la hematofagia, es una conducta muy común y “se observa en más de catorce mil especies animales vivas, incluso en grupos que mucha gente ni siquiera imagina”. La alimentación de éstas bestias de la noche es aún lo que queremos llamar un misterio, lo que comen los vampiros se abalanza a un amplía interpretación de los profesionales.

La caza de los vampiros es un tema en investigación

Solo tres de las casi 1,400 especies conocidas de murciélagos son vampiros. Pero, ¿sabías que hasta estas especies son depredadas por chupasangres? Muchas especies de quirópteros tienen que vérselas con moscas ápteras hematófagas, que pueden parecerse a los monstruos de “Alien”, esos que se te pegan a la cara. Sin embargo, los murciélagos vampiros la pasan peor que la mayoría de las especies, ya que lo que comen los vampiros amerita una gran responsabilidad y compromiso en la caza de supervivencia.

“Los vampiros tienen más parásitos que el promedio de los murciélagos”, dice Gerald Carter, biólogo de quirópteros e investigador postdoctoral en el Instituto Smithsoniano de Investigación Tropical en Panamá. Los investigadores de un estudio capturaron cientos de especímenes de 53 especies de murciélagos para evaluar la prevalencia de parásitos y hallaron que dos especies de murciélagos vampiros tenían algunas de las mayores cargas de moscas ápteras. Un vampiro común, particularmente infortunado, estaba cubierto por 63 moscas chupasangre. Y esos bichos pueden ser implacables.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies