El verderón europeo o verderón común, cuyo nombre científico es Chloris chloris es un pájaro cantor muy pequeño, similar a los pinzones, que se encuentra en la Península Ibérica. Es una hermosa ave que se encuentra comúnmente en los alrededores de casas, jardines y granjas.  Su naturaleza y alimentación les ha dotado de una constitución recia y aspecto macizo. Si te interesa saber qué comen los verderones, continúa leyendo este artículo.

Descubre qué comen los verderones

Los verderones, tanto hembras como machos, poseen un pico cónico fuerte y relativamente grande, que es lo suficientemente poderoso para romper semillas grandes y duras.

Lo que comen los verderones que viven en libertad es muy variado, y va desde diferentes tipos de semillas, como las de cereales, recolectadas únicamente cuando se han desprendido de la espiga. Comen semillas de árboles como los de sámaras de olmo, tilo, fresno, piñones; y bayas como las de tejo, zarza y escaramujo. También son capaces de comerse algunos insectos, entre los cuales se pueden mencionar las hormigas, los escarabajos y también las arañas.

Además, también pueden ingerir diversas frutas. De hecho, en la estación de otoño suele visitar los viñedos y campos de árboles frutales para comer frutas maduras. A pesar de esto, rara vez se les considera como una plaga o un peligro para las cosechas.

En lo que respecta a su vida en cautiverio, de igual forma, su dieta debe estar conformada principalmente por variedad de semillas, con las que se cree un sano equilibrio para la salud del ave. Entre ellas se pueden mencionar las semillas de alpiste, de cañamón, de mijo, de trigo y cardo. Pueden complementarse además con trozos de verdura fresca o frutas pomáceas.

Los dueños consentidores pueden darles con cierta regularidad pipas de girasol y cacahuetes pelados a modo de golosina, además de proveerles siempre de agua limpia y fresca.

¿Qué cuidados requiere un verderón?

Los verderones son aves de uso doméstico, también. Si se encuentran dentro de un aula, es muy importante cambiar y proveerles de agua suficiente dentro de la misma. Por su forma de alimentarse, tienden a tirar mucha más semillas de las que en realidad ingieren. Éstas se van acumulando en el piso de la jaula. Esto podría parecer inofensivo, pero sigue siendo alimento, y   pueden caer desperdicios sobre lo que comen los verderones, contaminándolo. Si al final llegaran a ingerirlos, esto se traduciría automáticamente en malestar para el ave. Es por ello, que además de renovar el agua, debe procurarse mantener la limpieza de la jaula: retirar las semillas regadas, y limpiar de vez en cuando los desperdicios.

Cabe destacar que el canto de estos pájaros es muy valorado, además de que tienen a habilidad de imitar el de otras aves, por lo que son muy bien recibidos en hogares de Europa. Además, lo que comen los verderones no representa un gasto demasiado grande para su cuidador. Existen muchas otras aves cantoras, y si te ha gustado este artículo, te invitamos a ojear otras entradas del blog para conocer más sobre los hábitos alimenticios de otros animales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies