Un Xenomorfo es un ente biológico parasitoide  de origen extraterrestre, meramente ficticio, que juega el papel antagonista en la serie de películas de Alien. Es conocido como el Alien, aunque en las películas no tiene un nombre en particular; en cambio, es llamado con frecuencia como “la cosa”, “la criatura”, “bicho” o “la Muerte Negra”. Sin embargo, no está demás resaltar que su nombre significa literalmente “forma extraterrestre”, por lo que hablar de lo que comen los Xenomorfos resulta algo emocionante, aunque se trata de un personaje de ficción.

¿Qué comen los xenomorfos o Aliens?

Los Xenomorfos cuentan con un sistema metabólico muy particular, con el cual pueden mantenerse activos por largas jornadas, con tiempos de descanso mínimos. No obstante, esta gran ventaja, demanda un ingesta considerable de alimento, por lo que deben consumir grandes cantidades de forma continua.

Estos aliens se alimentan principalmente de la carne de cualquier ser vivo, y su digestión se da gracias al ácido presente en su sangre, a través de la cual la carne es asimilada por su organismo. Este sistema digestivo hace del Xenomorfo una criatura muy versátil, ya que puede alimentarse de casi cualquier cosa en épocas de escasez extrema.

De hecho, si estando fuera de su mundo de origen, el nuevo medio en que se encuentran se ve desprovisto ya de seres vivos a los cuales cazar, lo que comen los Xenomorfos es una mezcla de todo lo que se tope en su camino. Esto puede incluir tanto vegetales como minerales, tales como las rocas. Son tan desastrosos, que una vez que haya consumido todo esto, recurrirán al canibalismo.

Su llegada a cualquier planeta supone un gran problema pues con este apetito destruyen todo a su paso. Si no se les detiene inmediatamente, en muy poco tiempo dejarán un mundo completamente infértil y muerto.

Otro dato curioso sobre su alimentación es que una vez agotado todos los recursos del planeta que invaden, sacrifican su cuerpo, de tal forma que la reina se los come a todos por completo. Habiendo devorado ya a toda su colonia, ésta entra en un estado de catalepsia hasta que  el lugar vuelva a dar una señal de posibilidad de vida. Con esto, garantizan su supervivencia.

Están provistos de una mandíbula muy similar a la de los seres humanos, pero con una apariencia platinada y evidentemente mucho más resistente, ya que con ella son capaces de romper metales duros y rocas. A esta, se le añade también una segunda dentadura proveniente del esófago, con la cual atacan a sus víctimas, y esta es la que emplean primordialmente para su alimentación.

Sin duda se trata de seres muy atemorizantes, puesto que lo que comen los Xenomorfos ocasiona la desertización de los planetas que habitan. Esperamos que te haya gustado este artículo referente a la alimentación de estos extraterrestres ficticios, y te invitamos a revisar otras entradas del blog donde podrás conseguir información sobre las dietas de otros personajes de películas de ciencia ficción y otro tipo de organismos reales.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies