Los zorros son mamíferos pertenecientes a la familia de los canidae, o caninos, pero a diferencia de otros animales pertenecientes a la misma, como los lobos y los perros, no acostumbran convivir en manada. Además, son especialmente cautelosos con los seres humanos, por lo que, aunque no sea imposible, es muy raro verles domesticados. Esto se ha traducido en un desarrollo magnífico de su instinto de supervivencia al punto de poder habitar casi cualquier lugar, y esto repercute directamente en lo que comen los zorros.

¿Qué comen los zorros salvajes?

Como ya se mencionó, los zorros son animales bastante versátiles, capaces de adaptarse a cualquier ambiente y, por lo tanto, su alimentación es variada. En contraste a lo que muchos podrían pensar, los zorros son mamíferos omnívoros, lo cual quiere decir que se alimentan tanto de plantas como de animales.

En pleno ejercicio de su carácter solitario, el zorro se dedica a la caza de todo tipo de roedores, ardillas, conejos y pájaros pequeños. Además, pueden alimentarse también de escarabajos, lombrices y arañas. En casos muy extremos, en los que el alimento escasee en la zona en que se encuentren, los machos pueden llegar a comer crías de zorros, aunque esto es poco visto, ya que en realidad pueden ingerir cualquier cosa.

No tienen ningún tipo de preferencia con lo que comen, y cazan cada vez que pueden, necesiten el alimento o no. Esto les permite mantener reservas también, puesto que tienen la costumbre de enterrar sus presas y guardarlas hasta que el apetito les obligue a comerlas.

Sin embargo, lo que comen los zorros no se limita a su actividad de caza. También desarrollan habilidades como recolectores de frutas estacionales, en especial, de las uvas. A raíz de esto, es importante señalar que cuentan con una memoria excelente, por lo que si son de su agrado las frutas que se produzcan en determinado lugar en una estación específica, los años siguientes volverán en esa misma época para seguir degustándolas.

Alimentación de los zorros cercanos a los humanos

Aunque esto es poco común, la alimentación de los zorros que frecuentan los alrededores de los poblados humanos puede contrastar notablemente con la de los que viven de forma salvaje. Tienen hábitos carroñeros, y esta es quizás una de las razones por las que suele pensarse que son animales carnívoros. Les gusta mucho la comida de los seres humanos, y es por esto que es común verlos alimentándose de sus desperdicios en los basureros.

Como era de esperarse, no tienen el más mínimo problema en comerse a animales domesticados, como perros y gatos. Y como ya se dijo, acostumbran cazar aves. Si se encuentran cerca de alguna granja, seguro existirán problemas de desaparición de gallinas.

Ya en este punto puedes considerarte conocedor/a de lo que comen los zorros, salvajes o no, además de tener varios datos sobre su carácter. Si deseas aprender más sobre los hábitos alimenticios de otros animales, te invitamos a revisar los otros artículos relacionados en este blog.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies